lunes, 25 de julio de 2011

¡Saber esperar en Dios!

Qué la gracia de nuestro Señor y Salvador Jesucristo reine en sus corazones.

Hola queridos hermanos, después de un cordial abrazo en el Señor; quiero expresarles que todos debemos de realizar un esfuerzo por las cosas Santa de Jehová, el enemigo de la justicia, cada día se fortalece y esto se debe a que no estamos haciendo a lo que fuimos llamados, se lo digo por experiencia. A veces a los cristianos se nos hace difícil hablar con Dios (orar), expresarle las situaciones que El ya conoce, porque el Señor conoces todas la cosas. (1 Juan 3:20)

Cuando expresamos que debemos esperar en Dios, o en su defecto ¡Saber Esperar en Dios!, es lo que no sabemos, es algo que a través del tiempo, irónico verdad, Jehová nos va a capacitar para tener la paciencia necesaria, porque en cada una de las áreas de nuestra vida, mientras estemos en esta tierra, vamos a ser examinado.

A veces cuando nos encontramos en diferentes pruebas, es que no poseemos la cualidad de esperar en que todas las cosas a los que aman a Dios les obra para bien, es difícil se lo digo con el corazón en la mano, pero siempre al final del túnel hay una salida. Cuando las mujeres dan a luz por primera vez de parto natural, dicen una y otra vez que no volverán a tener hijos, pero tan pronto salen del riesgo, se les olvida, porque la criatura que tienen en sus brazo le roba toda la amargura y dolor que pasaron.

Así debe ser la vida del cristiano, espera en Cristo, porque El nos dijo que nosotros venceremos en su Nombre. (“Todo lo podemos en Cristo, que nos fortalece”. Filipense 4:13)

Pidamos a Dios, que nos siga apoyando en los momentos difíciles, en los tiempos de escasez, en los tiempos de amargura de dolor, El siempre tiene sus manos extendida, lo que pasa es que nos dejamos llevar de las circunstancia y no miramos hacia el Señor, que nos ama.

Dios le guíe en su caminar. Ame!, hasta una nueva entrega. Salmos 37:5

.

.