jueves, 8 de septiembre de 2011

Dios te devuelve lo que era tuyo

La gracia de Dios Todopoderoso recaiga sobre ustedes.

Qué tal queridos hermanos en la fe de Cristo Jesús Señor Nuestro. En la vida nos suceden cosas que a veces nos explicamos porque nos sucedieron a nosotros, las damos por perdida cuando se nos hace dificil conseguirla, pero olvidamos a quién le hemos creido, en quién hemos puesto nuestra confianza; así como David llamó a Mefi-boset, en el segundo libro del profeta Samuel capítulo 9, Cristo nos llama para recibir todo lo que era nuestro; continuemos orando y suplicando porque Jehová Dios escucha, y Jesús intercede. Como dice en Jeremías 33:3 "Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces".

Estas líneas nos las envió una sierva la cual apreciamos mucho y decidimos que sería de gran estímulo para todos ustedes disfrutenla.

Dios te devuelve lo que era tuyo
Hay muchas cosas las cuales te costaron un alto precio y de repente vino una persona y se apropió de lo que era tuyo.Hay cosas las cuales nos pertenecían pero que un día dimos por perdidas, hay cosas las cuales nos pertenecen pero las personas nos las quitaron y hay cosas las cuales son nuestras pero nosotros las abandonamos; sin embargo si hoy te presentas delante de Rey de Gloria y reclamas lo que te pertenece la Orden de Él es “Te devuelvo Todo lo que Es Tuyo” ¿Qué es lo que ya habías dado por perdido en tu vida? Tal vez sea tu matrimonio, tus hijos, tu familia; sea lo que sea Hoy Dios te dice “Te lo devuelvo Todo”"Entonces el REY Ordenó a un Oficial, al cual dijo: Hazle devolver todas las cosas que eran suyas, y todos los frutos de sus tierras desde el día que dejó el país hasta ahora". (2 Reyes 8:6)

Tal vez el enemigo de la justicia te ha quitado cosas que te pertenecen, o gente la cual no te ha pagado lo que te debe, o cosas que prestaste y nunca te las devolvieron, tal vez sea la felicidad, la paz, la libertad, el gozo que deseas recobrar en este día y déjame decirte que si no te quedas con los brazos cruzados y crees a esta palabra entrarás en una atmosfera de Gloria ya que Dios ha dado la Orden a un Oficial de su ejército para que haga que te devuelvan todo lo que te pertenece.



Cuando me aferre a esta palabra Dios empezó a traer aquello que parecía nunca íbamos a recuperar y déjame decirte que si a nosotros nos pasó a ti también te pasará Dios va a despertar el corazón de aquella persona que se quiso pasar de lista contigo y va a devolverte lo que tomó de ti, Dios va a acosar a aquellas personas que te deben dinero, favores, prestamos que ya tu habías dado por perdido para que te lo devuelvan Todo.

A esta mujer le pertenecían aquellas tierras y todo lo que en ella había pero, si en lugar de reclamarlas hubiera dicho “ha pasado mucho tiempo quizás no me las devuelvan” “ya lo doy por perdido” “ni modo otro aprovechará lo que un día fue mío”; te aseguro que ni memoria hubiera de ella en la Biblia pero, esta mujer no se quedo sentada esperando a que algo sucediera, ella provocó que le devolvieran lo que le pertenecía, ella se presentó delante del que tenia la autoridad para devolverle lo que le pertenecía y no se fue de allí hasta que no se le dijera que todo lo que era posesión de ella se le iba a devolver.

Tal vez han habido muchas cosas las cuales has perdido porque te las arrebataron de la mano, o quizás porque tu las abandonaste, cualquiera sea la situación Dios Hoy te dice: “Te Devuelvo Todo Lo Que te Pertenece”.

Hay muchas cosas las cuales te costaron un alto precio y de repente vino una persona y se apropió de lo que era tuyo, hay cosas por las cuales tu trabajaste y te pertenecen, existen cosas las cuales habías dado por perdidas pero que hoy debes incorporarte e ir en busca de lo que te quitaron, de lo que no te han devuelto, y de lo que descuidaste.

Porque Dios Te Devuelve Todo Lo Que Era Tuyo."Jehová te bendiga y te guarde, Jehová haga resplandecer Su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia, Jehová alce sobre ti su rostro y ponga en ti paz." Números 6:24-26

Edificante verdad, pelee, que Dios estará con usted, que no es con sus fuerzas en con la de Cristo. Hasta la próxima atalaya. Shalom

.

.